Autor El poema
23 desembre 2014 a 15:00

El peregrino, vive ida y vuelta menudo,

0 Flares 0 Flares ×
El peregrino

El peregrino

de la memoria,

como extendida en un templete,

la mirada, mojada, múltiple, traemos, sin hora de puja, me sobra el despojo,

donde silbando, bajo de la historia,

que antes, la mujer oceánica, fué cielo

en sus mareas, fué hambre e infierno,

de todos los verbos, muy a pesar mío,

soy fecha y hora, oyendo balbucear,

sílabas de coral atómico, y el río alto, en su colectivo integral,

la conciencia en los ojos rituales,

queman sin el rasgo fueron,

es piel de la locura,

la que levanta pestañas,

en un torniquete lento, más no agrede,

mientras se apodera en su lengua,

y como medio, toda, te deja sin aire,

al tiempo veías, las docenas perladas,

que eran mi llave, al trueque del agua,

de este asedio aprendido,

en parada esquiva la vida,

si conservarme la vista,

era la única pasión.

Alonso de Santa Inés;

4 diciembre 2014.

Switch to mobile version
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×