Arxiu de la categoria: El poema

L'Adoració dels Reis, a la Façana del Naixement de la Sagrada Família

Nit de Reis

L'Adoració dels Reis, a la Façana del Naixement de la Sagrada Família
L’Adoració dels Reis, a la Façana del Naixement de la Sagrada Família // Imatge del web Wikimedia Commons

Dins d’un piset xic i pobre

que hi ha a peu pla d’un terrat,

treballa una pobra dona,

treballa sense parar.

Si algun cop minven ses forces,

no desmaia, no, que sap

que al mirar a sa filleta,

les tornarà a recobrar.

Diuen tots quants la coneixen

que hermosa ha estat sens igual:

avui d’aquella hermosura

sols per record li han quedat,

unes trenes ondejades,

negres, sedoses, brillants,

que, a l’estendre’s damunt d’ella

a besar ses plantes van.

La nit de Reis n’és vinguda,

i sembla que amb més afany,

treballa la pobra mare,

tot mirant-se el seu infant.

-Mareta, li diu la nina,

fiqueu-me al llit, que és prou tard,

i tinc por vindran los Reis

i encara no hi hauré anat.

-Qui sap si vindran, filleta!

lo nostre pis, és tan alt!

-Prou, com que baixen del cel,

ja els hi ve bé de passar!

i a fe mare que els espero

amb gran desig aquest any.

Vull que em portin una nina

com aquella que hi ha a baix!

-Les nines, són per les nenes

que ja res falta els hi fa;

tu fill meu, que estas descalça

los hi tens que demanar

que et portin sabates noves.

-Ai, mare, no em feu plorar!

ja n’estic aconhortada

de caminar a peu descalç,

de portar robeta vella,

de morir-me treballant;

però que em dugan la nina

que jo sempre he demanat!

Des de l’any que van portar-la

a la nena que està a baix,

jo hi he pensat cada dia,

jo de nit l’he somniat.

Ai, mare, i que n’és d’hermosa!

i que bonica que va!

Té una careta tan fina,

que sembla de setí blanc,

té una boqueta petita,

que fins dentetes hi ha!

Obre els ulls quan està dreta,

i, per dormir, els té tancats,

té uns cabellets com de seda

i els té rossos i rissats,

porta lo vestit amb róssec

i amb serrells i farbalans,

i fins mitges i polaques,

i fins sombrero, i fins guants!

Jo en vull una com aquella,

que tot l’any l’he demanat!

puix si demà quan me llevi,

la nina no haig de trobar,

com que de nit la somnio,

la toco i la duc a braç,

pregaré a Déu que al dormir-me

mai me torne a despertar!

Un gran crit llancí la mare,

del fons del cor arrencat,

i agafant a sa filleta

i estrenyent-la amb fort abraç:

-Vés-te’n al llit, amor meva

li digué amb febrós afany,

vés, mes a Déu no demanis

que no et vulla despertar,

que la nina que tu esperes,

com la desitges tindràs.

Quan tot just lo dia apunta,

ja la nena s’ha llevat;

plora i riu i salta i brinca,

i el que li passa no sap.

Li han portada aquella nina

que ella tant ha demanat:

li han portada i té la cara

que sembla de setí blanc,

té una boqueta petita

que fins dentetes hi ha!

porta vestidet amb róssec

i amb serrells i farbalans,

i fins mitges i polaques,

i fins sombrero; i fins guants!

Res li manca, res li manca

de quant ella ha demanat;

sols li falten a la mare,

les trenes negres, brillants,

que fins a terra arribaven,

que hermosejaven son cap,

que entre mig de sa pobresa

les havia tant guardat!

Dolors Monserdà i Vidal (1845-1919)

Poema Koldo Escatologia

ESCATOLOGÍA

Poema Koldo Escatologia

Foto: Paqui Navarrete

Anuncian,  celestiales mensajeras,

en dúo de trompetas invertidas,

la justicia final, las muy temidas

palabras de exterminio, justicieras.

 

Mas el pueblo, el rebaño en sus riberas

respira ajeno a cuitas inducidas;

ya tienen el castigo de sus vidas

para asumir también otras hogueras.

 

Unas gafas de sol, unas bermudas,

camiseta, manduca y cervecitas

auguran un week end de pocas dudas:

 

que un cerebro sellado con espitas

a esas voces celestes y desnudas

responde con alcohol y palomitas

Koldo Pla

Poema Koldo escalera-1

ESCALERA

Poema Koldo escalera-1

Foto: Laura Delgado

¿Suben o bajan?

Nunca se sabe cuándo un gallego sube o baja…

pero aquí no hay gallegos, son todos turolenses.

Queda sin embargo la duda:

¿descienden vuestros cuerpos ateridos,

demacrados por el hambre,

a la sórdida penumbra de la primera brigada?

¿Es la atracción de la muerte quien empuja

a cada uno sobre el siguiente,

escala dantesca de descenso al averno?

 

¿O quizás luchan todos por vencerla

y aflorar a la superficie,

cada uno sosteniendo e impulsando al anterior

en solidaria entrega

una vez más

para que respiren al fin los muertos y los vivos?

 

Francisco Burillo García,

vamos, un último esfuerzo,

toma la mano salvadora de la memoria.

Como una boya en la superficie inmensa,

una botella enciende tu nombre.

 

Koldo Pla

Poema Koldo Telefono

TELÉFONO

Poema Koldo Telefono

Texto: Koldo Pla

Tu mirada tiene algo de serena

despedida. Tal vez

esperas tan sólo el clic de la cámara

para girarte. Sabes que el teléfono

cuelga en esa cabina rojo Londres

coronada en lo alto con la insignia

real. Te has abrigado para el viaje

previendo la inclemencia de estas fechas

y cualquier incidente en el camino.

Cuando cruces la portilla y tu voz

se aleje por los hilos, sólo entonces

habremos comprendido que el envite

era definitivo.

Y así descifraremos en tus ojos

ese gesto que deshiela los miedos

y colecta el amor como equipaje.

 

Aguarda, ralentiza este momento,

prolonga esa mirada que nos salva

de la angustia, del frío de la ausencia;

tiempo habrá de coger ese teléfono

y contestar -sabiendo de antemano

la respuesta-: Bai, esan… *

 

(*) Sí, diga…

poema koldo blanco y negro

BLANCO Y NEGRO

poema koldo blanco y negro

Imagen: Memoriaren Bideak                                Texto: Koldo Pla

Negro de asfalto sobre

el negro de una historia carcomida

por el frío en los huesos.

Negro de sufrimiento y de distancia,

de soledad, vacío…

negro en esas manos encallecidas,

en las duras cadenas

que entierran vuestros sueños,

en esas miradas de los guardianes,

en el crudo invierno que no perdona.

Negro blasón de historia

que así perpetúa la esclavitud,

luto y vergüenza de una sociedad

para siempre amarrada.

 

Y en medio de la noche,

única luz, camino,

que señala el futuro,

el blanco descarnado: la verdad,

el blanco arrebatado:la justicia,

el blanco esperanzado

que marca el camino de la memoria.

 

Poema Koldo contrapaso

CONTRAPASO

Poema Koldo contrapaso

Foto: Paki Navarrete                                                                 Texto: Koldo Pla

Esperas. Tu figura es un adagio

pausado sobre el verde dominante.

Miras pasar la vida acelerada

con gesto compasivo. Se deslucen

los cuerpos y se enturbian los espíritus

en el prisma fugaz de las urgencias.

Serena la mirada,

diríase que el tiempo

se hubiera detenido en el reloj

de tus brazos cruzados.

El pueblo, al fondo, apaga su blancura;

la luz partió contigo y nos revela

la calma con que esperas el camino

que inicias. Quien conoce

a dónde va no tiene prisa. Sabe

que la vida es un tránsito. Partir

y llegar, son dos actos en la misma

secuencia de existir.

Poema Koldo Eva Noctis

EVA NOCTIS

Poema Koldo Eva Noctis

          Calle vieja – José Antonio Aguado                             Texto: Koldo Pla

Desvaído cielo de tu puerta;

sobre tu falda caída el heptagrama vertical

de una música ya apagada.

Misterio en la clave: ¿Eva Noctis?

Opus 39, que nadie interpreta:

¿de quién las misivas que anida tu boca?

 

Insinuante, la cal desvela el ladrillo de tu piel

y se expande en alas vaporosas

la celosía horizontal de tus brazos.

 

Un cabello de uvas y zarcillos,

disimula la desnudez de tu sexo invertido

bajo las hojas de parra.

 

Avena el tejado la humedad

que tu cuerpo mendiga

y, perdido en tus entrañas,

ese lirio

solo,

infinitamente sólo,

apenas respira.

Poema Koldo Lucia

LUCÍA

Poema Koldo Lucia

Lucía Sócam – Foto: Eduardo Arreseygor                                    Texto: Koldo Pla

Al fondo, por el único resquicio,

huye la luz. Agita la tiniebla

un nudo de rostros, nombres y fechas,

vacilantes sueños de espuma y aire

gravitando en la eternidad impune

de la primera brigada.  Y tú,

serena y firme, abrazas la guitarra

como un salvavidas frente al horror.

 

Cada cuerda rasgada es un grito

y acuna, dedo a dedo, con ternura

tu mano izquierda el acorde preciso

para cerrar los ojos de la muerte.

 

Del vientre de la guitarra y tu vientre

nace el canto como un niño desnudo

con su boca redonda y sorprendida.

 

Al fondo, desde el húmedo silencio

del muro, ella envuelve su impotencia

en el regazo tibio de tu música

y abandona, serena, agradecida,

su lágrima de vidrio en la botella.

Poema Koldo oracion lluvia

ORACIÓN DE LLUVIA

Poema Koldo oracion lluvia

Fotografía: Paqui Navarrete                  Poema: Koldo Pla

Ni el suburbano paisaje

ni el momento,

ni el suelo embarrado ni la lluvia

llaman a la contemplación.

 

Nunca un monje elegiría este espacio

y este instante

para detener el tiempo y arrancar un rezo a la tierra húmeda.

 

¿Quién haría un templo de un paraguas,

unidas las manos,

el cuerpo altivo, sereno el gesto,

un pie dispuesto al vuelo

-ave zancuda en la marisma-

todo él oración de lluvia en medio de la calle?

 

Si alguien lo hiciera,

si ello fuera posible,

deberíamos confiar en ese hombre.

Poema Koldo los chopos

LOS CHOPOS

Poema Koldo los chopos

Fotografía: Paqui Navarrete                                  Poema: Koldo Pla

Abierta a la luz, la gran sala hipóstila

nos acoge en el templo del Ebro.

Flota el espíritu sobre el agua calma y la vida

crece al cielo y a la tierra

-indisoluble binomio de la existencia-.

 

Anillados en su base alzan los chopos

la esbeltez cilíndrica de sus tallos

estampados en delicadas acuarelas verdosas.

 

La simetría vertical del agua nos regala la luz

a la que asoman profundas cabelleras

que enraízan y respiran en el cielo sumergido

de la nave central.

 

Laterales réplicas de columnitas exentas

cierran la caja mágica. Están dispuestos

y afinados los tubos del órgano.

Que empiece la música.