Autor Opinió
23 Juny 2014 a 17:30

Dos coronaciones en mi vida

Imatge del web Wikimedia Commons

Imatge del web Wikimedia Commons

Estoy jubilado y a lo largo de mi vida he conocido dos coronaciones, las dos por una causa ó por otra han sido importantes en mi vida.

En la primera, en el momento en que el Rey D. Juan Carlos I, juraba ante las cortes, mi esposa estaba dando a luz mi primera hija, se da la circunstancia de que en la enfermedad de Francisco Franco, cuando él se ponía mal, mi esposa se ponía de parto, cuando anunciaban mejoría, la niña decidía no salir todavía, finalmente cuando murió y fue enterrado, mi esposa se puso de nuevo de parto, viendo mi hija la luz del día justo en el momento en que S.M. estaba en el Congreso, al parecer no quería nacer bajo una dictadura. Ni que decir tiene, que es un día inolvidable en la vida de mi modesta familia.

Hoy, en la segunda coronación que vivimos, en el momento en que el Rey D. Felipe VI, juraba su cargo en el Congreso de los Diputados, yo en mi condición de miembro del Colectivo Iaioflauta, estaba junto con otros compañeros, ocupando la sede de la Agencia Tributaria de Sabadell, en demanda de unas Leyes Tributarias más justa y equitativas, así como reclamando se termine con la corrupción presuntamente existente en todos los estratos de la vida política de este país y que los corruptos terminen en prisión que debería ser su sitio natural y dejen de asfixiar a este sufrido pueblo que no es merecedor de tener una clase política más preocupada por sus prebendas, cargos y puestos en las multinacionales tras su paso por la puerta giratoria.

A la salida, nos hemos dirigido a una oficina bancaria, donde nuestros compañeros de la PAH, estaban reclamando que la entidad negociara con una familia a la cual intentan quitarles su vivienda dejándoles además con una deuda de por vida. Hemos estado apoyándoles en sus demandas ocupando dicha oficina.

Al final de la mañana, me he dirigido a una oficina bancaria, con la nota de una declaración paralela que la Agencia Tributaria me ha realizado totalmente injusta de mi declaración de renta del año 2012, la cual he tenido que pagar, ya que a pesar de haberla recurrido, me han sancionado y además me han realizado una providencia de apremio con un recargo del 20%, en definitiva me he quedado sin vacaciones este año.

Y digo que es una paralela injusta, y expongo el porqué:

Durante muchos años, estuve realizando una pequeña aportación a un plan de pensiones, a la hora de presentar la declaración anual, siempre le indicaba al gestor que no desgravara nada de las aportaciones al plan ya que no quería que cuando lo rescatara me cobraran un 25% del total, tanto el gestor como en la entidad bancaria, me decían siempre que tenía razón en hacerlo, ya que una pequeña cantidad cada año no se notaba pero al final en el rescate sí que se notaría mucho.

Al final cuando cumplí los 65 años y realicé el rescate, resulta que no pude recobrar el total de lo que yo había estado ahorrando durante años, debido a que la entidad bancaria, con mi consentimiento, había dedicado el 50% de las aportaciones a inversiones que resultaron con perdida y el resto a renta fija, por lo que al rescate de un total de ahorro de unos 11.100 Euros, solo pude recuperar unos 10.700 euros, ó sea una pérdida de unos 400 Euros, sin contar la variación del coste de la vida.

Pensando en que la operación no me había producido beneficio alguno, todo lo contrario, pérdidas y que no había desgravado anualmente, al realizar la declaración de renta correspondiente a ese año, no puse la cantidad rescatada como un ingreso, no fue un olvido, fue algo premeditado con pura lógica que además estaban de acuerdo tanto gestor como director de la oficina bancaria.

Pasan los meses y me llega una paralela exigiéndome “ATENCION” …. 2.702,61 Euros más intereses de demora. Naturalmente recurro al no estar conforme, más adelante me llega una sanción por no haber pagado, sin tener en cuenta que había recurrido y después una providencia de apremio y un 20% de recargo.

En total, de 11.100 Euros que yo fui ahorrando poco a poco con mi esfuerzo durante años, solo pude recuperar 10.770 Euros, de los cuales la Agencia Tributaria intenta quedarse un total de 4.613,13 Euros.

En definitiva, de mi esfuerzo de ahorros, por unas cosas ó por otras, la Agencia Tributaria pretende quedarse con un total del 42% de mis ahorros, qué no de los beneficios, que no han existido, DE MIS ESFUERZOS DE AHORRO PARA MI VEJEZ.

He intentado negociar con el responsable de la Agencia, la experiencia no se la recomiendo a nadie, la prepotencia de estos señores es desesperante, me han recordado totalmente aquello que creía ya desaparecido de “tiene Vd. razón, pero va a la cárcel” tan al día durante la dictadura.

He recurrido a lo único que me queda, una demanda ante el Tribunal Económico Administrativo y pagar la paralela inicial aunque no esté conforme con ella, para evitar que encima me embarguen.

Naturalmente, de este nuevo día de coronación, tampoco me olvidaré mientras viva.

Y el Gobierno del Partido Popular y las entidades financieras están intentando que todos los trabajadores contraten planes privados de pensiones, pues considero que tal cosa es lo peor que puede hacer un trabajador, considero que tal como están las leyes, si no te roba el banco de una ú otra forma, llámese preferentes ú otra cosa que se inventen, la Agencia Tributaría se encargará al final de vampirizarte el esfuerzo de toda una vida.

Estos no son datos sacados de internet ni de fuentes interesadas, esto es todo de la experiencia vivida por mí y en estos días. Pienso realizar estudios de la realidad de los planes de pensiones y de los impuestos que pagamos los trabajadores en este país y voy a luchar para que a ningún españolito más caiga en la trampa de los planes de pensiones.

Terrassa, 19 de Junio de 2.014

Tetetato

15emero y Iaioflauta

Switch to mobile version