Autor Articles i estudis
4 Gener 2015 a 12:00

2015, Políticamente, ya empezamos mal

Manel

Manel // Imatge cedida pels Iaioflautes

Despierto el primer día del año, conecto la radio y escucho:

  • Luis de Guindos, declara que este año se crearán 800.000 puestos de trabajo.

Ya empezamos mal, a nuevo año, viejos engaños.

Peor que una mentira, es una verdad a medias, es posible que la frase en sí no sea una mentira, es posible que al final se creen los puestos de trabajo que anuncian, pero ¿porqué no dicen también cuantos se destruirán?.

Si se crean 800.000 puestos de trabajo, pero al mismo tiempo se están destruyendo otros 700.000, nos encontramos con un empleo total neto de 100.000 puestos, lo que la verdadera cifra son 100.000 y no los 800.000 con los que se llenan la boca los políticos de turno. Esto quiere decir que a ese paso para reducir la cifra del paro de los más de cinco millones con la que contamos en estos momentos, necesitaríamos un total de más de 50 años.

Si esto es para ellos salir de la crisis, mejor que nos lo expliquen, las cifras no cuadran se pongan como se pongan. Por lo tanto debemos concretar que esas declaraciones son verdades a medias, que son las peores mentiras.

Por otra parte, deberían empezar a realizar declaraciones sobre cifras de creación de empleo que sean reales y no las enormes mentiras con que nos bombardean mes sí y otro también, para ello, se tienen que publicar junto con las cifras mensuales de creación de puestos de trabajo, el tipo de contrato que ampara ese puesto de trabajo, para ellos nos deben de proporcionar los siguientes datos:

Total contratos de nueva creación………………………….. ¿?

Total contratos destruidos ……………………………………. ¿?

Total contratos de jornada completa ……………………… ¿?

Total contratos de menos de 2 horas diarias ………….. ¿?

Total contratos de menos de 4 horas diarias ………….. ¿?

Total contratos de menos de 6 horas diarias ………….. ¿?

A lo que habría que añadir la temporalidad de dichos contratos:

Total contratos indefinidos …………………………………….. ¿?

Total contratos de menos de 1 mes ………………………… ¿?

Total contratos de menos de 3 meses …………………….. ¿?

Total contratos de menos de 6 meses …………………….. ¿?

Total contratos de menos de 12 meses …………………… ¿?

Naturalmente, en los contratos destruidos, también se debe publicar el tipo de horarios y la temporalidad de los mismos. De nada nos vale crear un contrato de 4 horas diarias a la vez que destruimos uno indefinido y lo peor es posible que en la misma empresa.

Otro dato a tener en cuenta es que no podemos considerar igual, el nuevo contrato de 4 horas, equiparándolo a otro de jornada completa, para que tengan una validez de uno por otro, el equilibrio debe ser considerar que para igualar un puesto de trabajo indefinido perdido, deben crearse dos contratos parciales de cuatro horas, otra cosa es hacer trampas y mentir al pueblo.

Para tener un seguimiento real del paro en nuestro país, hay que introducir los decimales en la cuenta de número de contratos creados ó destruidos, un contrato de 4 horas diarias no puede considerarse como un puesto de trabajo, sino que debe contabilizarse como 0,4 puestos de trabajo, tal como se hace ahora, es hacerle trampas al pueblo.

Solo con todos estos datos juntos, si resultan positivos, la población trabajadora podrá creerse realmente cuando se les diga que se está saliendo de la crisis, todo lo demás no es más que datos inconcretos que solo sirvan para maquillar la realidad.

Es desolador, comprobar que a pesar de que todas las encuestas les dicen claramente que la ciudadanía está harta de que se le tome el pelo, que tomen a la masa trabajadora por tontos de remate que se van a creer todo lo que les digan. Los trabajadores de este país están hartos de declaraciones torticeras y medias verdades que solo pretenden sacar rédito en las próximas elecciones que este año proliferaran.

Se ha llegado a tal estado de rabia contenida que los electores ya no se creen ni siquiera a aquellos políticos de las formaciones a las que siempre han votado, los electores ya no se creen ni siquiera “a los suyos”.

¿Pero que clase de políticos tenemos?, saben de esta realidad pero prefieren “mantenella y no enmendalla”, luego se extrañan de que no paren de surgir nuevas fuerzas políticas y que alguna de ellas ya lucha por el primer puesto de las encuestas.

Las últimas semanas del concluido año, han empezado a demonizar al adversario contra el que no encuentran razones legales para parar su ascenso.

A este paso, una inmensa mayoría de políticos con poltrona, ya estarán privadamente engrasando su puerta giratoria, saben perfectamente que al acabar el año recién estrenado, ellos se verán en otras tareas fuera de la vida pública, o dicho de otra forma pasarán por la oficina del paro.

Manel

15emero y Iaioflauta

Switch to mobile version