Autor El poema
9 Agost 2015 a 11:00

El inmediato desciende

El inmediato desciende,

en la exigencia, no es paso atrás, aquel desalojo de la curva,
que dibujado sobre las espaldas,
presenta un cifrado vertical,
sino los colores, por doquier aunados,alientan el continuar avanzando,
y podríamos parar cabieces, su aire,
la innata doblez que ofrece, en vista,
si de lejos, el murmullo de la Iglesia,
cual florete de piedra, se abre,
ante las ofrendas, humildes,
que honran su cierta gloria, la misma,
donde refinar la paz, vieja conquista,
y llevarte, su tan buen gusto.

Vicenzo Martinelli Arsino
29 noviembre 2014.
Piedrahita. Ávila

Switch to mobile version